Hazlo por 10 minutos: un lindo consejo para ser más productivo

Reconozcámoslo: todos tenemos muchas metas que queremos cumplir, pero que estamos posponiendo porque no tenemos ganas. Aprender un idioma, hacer ejercicio, leer más, hacer un curso, escribir, practicar la guitarra, etc.
Si eres como yo, tendrás una montaña de cosas que deseas hacer, que dices que harás, que te comprometes a hacer, pero si no son parte de tu obligación, y no te cuesta dinero no hacerlas, simplemente no las harás. Hay casos como el del gimnasio, por ejemplo, en los que inclusive no haces lo que dices que harás aunque te cueste dinero.
Un enfoque o una estrategia para caminar en la dirección correcta es controlar tu progreso. Esto puedes hacerlo de muchas maneras: puedes hacer una planilla de excel en la que escribes tus hábitos, anotar en un cuaderno cuánto tiempo pasas haciendo lo que debes hacer, descargar una app que te ayude a seguir tu hábitos, etc. Tu registro de progreso podría lucir algo así:

Midiendo el progreso diario de un hábito como la lectura nos ayudará a autoevaluarnos.

Bueno, a lo del título. Quiero explicar a qué me refiero con hacer algo por 10 minutos. Pon algún cronómetro o app que registra el tiempo en 10 minutos. Haz la actividad que no quieres hacer por tan solo 10 minutos. Seguramente no tienes ganas de leer 1 hora al día, pero 10 minutos es demasiado poco y muy lograble. Diez minutos es un tiempo muy corto que puedes encontrar en casi cualquier parte del día. Por supuesto que puedes leer por 10 minutos.
Luego de que pasen 10 minutos, ¡ganaste! Leíste por 10 minutos. Pasaste de 0 a 10. Si te enganchó la lectura, puedes continuar por 10 minutos más, y así irás acumulando minutos a tu día de lectura. No te olvides de registrar tu tiempo leído, cuántos bloques de 10 minutos has usado para realizar tu actividad. Recuerda: si solamente lo haces por 10 minutos ya estás ganando, porque es más 10 minutos que 0 minutos. Al final de estas 24 horas, por lo menos leíste algo mayor que nada. Y así empezarás a construir un hábito. No te olvides de registrarlo.
Luego, puedes gamificar (hacerlo como un juego) un poco más tu hábito deseado, sumando las horas que le dedicas a algo en una semana, y tratar de mejorar ese record la semana siguiente. Por ejemplo:

Al medir nuestro record semanal, nos estaremos desafiando a superarnos usando marcas objetivas.

Esto te mantendrá en constante competencia contra tí mismo. La idea sería no empeorar la semana 1. Si logras mantener los 20 minutos estará super bien. Si necesitas dos, tres o seis meses de 20 minutos antes de dedicarle 30 minutos, entonces está bien. Veinte es mayor que cero.

Toma acción ahora

Básicamente: tú diriges tu vida y eres el director. Decide tomar acción.

Bueno, puede que tu hábito no sea leer, sino escribir, tocar el piano o aprender un idioma. Haz algo ahora al respecto. No programes ni digas “Qué interesante. Voy a investigar más”. Pon ahora mismo un cronómetro en 10 minutos (a no ser que tu ambiente no lo permita), elige lo que quieres hacer, y supera los 0 minutos diarios que es tu marca actual.
¡Haz algo!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: